shorisaua (shorisaua) wrote,
shorisaua
shorisaua

entresueños

Cerrar los ojos

Y mientras sabes que vas a dormir, que tienes que dormir, dejas de saberlo. Sin darte cuenta, te deslizas por un tobogan, caes a una piscina, entras en una niebla, todo confuso, súbito, repetino. Pensamientos que se acumulan y se agolpan desde la conciencia como trenes, taxis, a los que luego, empujado como la gente que abalancha en el metro, te montas en uno. Ya estas en mitad del pensamiento, del sueño, de la mezcolanza de recuerdos y sensaciones agolpadas tan llenas de impresiones, de las que es muy dificil tener la cabeza fria. Son impresiones que se suceden, que contínuamente se mezclan todas como surtido de recuerdos, anelos, deseos.... todo de manera imprevisible, en una realidad distinta pero que conecta con los "bajos fondos" de nuestro subconsciente, especialmente sugerente, intenso, llamativo, fulgurante.

Soñar.

Abres los ojos, y te quedas consternado. Solo fue un sueño. Miras el reloj, es una hora de madrugada y eso te tranquiliza asi que vuelves a deslizarte en esa marabunta de pensamientos, en ese torrente del subconsciente que aflora desde lo más hondo de nosotros y a la vez nos convierte espiritualmente en personas más completas. Nuevos dramas, nuevas alegrías, nuevos deseos, nuevas contradicciones aparecen concatenadas, sin tiempo de reacción que nos permita separar lo absurdo de la rutina precedible, de la vigilia, lo ilógico de lo racional, lo fantasticamente deseable de lo comunmente aceptado. De nuevo aparece el sueño y toda una clase de aventuras, experiencias... mientras tenemos el cuerpo aparentemente anestesiado en la cama. Como en todo sueño llega el drama, absurdo o no, pero drama y no paramos de pensar cómo podemos arreglar el desaguisado, si es que tiene arreglo, lo vivimos en puro presente, llenos de convicción, sin replantearnos el por qué, de dónde surge, si es lógico todo eso, si algo tiene que ver con nuestra rutina. Simplemente actuamos, vivimos con la naturalidad de niño y la experiencia que nos ha construido para superar adversidades. Pero vuelvo a despertar.

Solo ha pasado media hora y miles de mundos

Y una vez en vigilia el tiempo si que corre de veras. Es tiempo sabido, cuando más concesiones hagamos en favor del tiempo, mas velozmente se precipita y nosotros con él. En cambio, cuando más intensamente vivimos una experiencia sea a través del sueño o de una melodía el tiempo parece detenerse, disminuir su latido, su tic tac, para acelerar el nuestro. De este modo, es preciso saber que es mejor ser dueños de nuestro "propio" tiempo, subjetivizandolo, que a que el tiempo sea dueño de nosotros en su racionalización inexorable y dejemos en su camino de vivir.
  • Post a new comment

    Error

    default userpic
  • 1 comment